Destacado

Agenda de eventos

April 28, 2016

1/10
Please reload

¿Qué hay de nuevo?

January 11, 2017

October 31, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • Pinterest Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Historia de la apicultura

April 29, 2016

 

La miel es una sustancia viscosa, líquida o semilíquida con una tonalidad ámbar; es el resultado de la transformación del néctar de diversas plantas en el buche de una abeja conocida como Apis mellifica.

 

Desde antes del cuaternario y la aparición del hombre, las abejas han estado presentes en nuestro planeta, se cree que el hombre comenzó a consumir la miel al toparse accidentalmente con panales silvestres dañados o al observar animales consumiendo este producto en los bosques.

 

Existen registros de la domesticación de las abejas y el uso de la miel en las grandes civilizaciones antiguas, en Egipto en el 2000 a.C. se creía que la miel era las lágrimas del dios Ra y que las abejas se alimentaban del rocío, en India se representa una de las reencarnaciones de Visnú como una abeja posada en una flor de loto. En Creta se cuenta la historia de Melisa, hija del rey de Creta, quien ayudó a su hermana Amaltea a criar a un niño quien resultaría ser el dios Zeus, alimentándolo con leche y miel. Es así que la miel fue considerada alimento de los dioses, representando pureza e inmortalidad.

 

Se le atribuye la invención de la apicultura a los tartesios, civilización que se localizaba en el territorio Andaluz de España, en esta zona se dedicaban a la domesticación de abejas y sus técnicas apícolas fueron observadas por los fenicios, quienes se encargaron de propagar el conocimiento a Babilonia y posteriormente a Egipto.

 

La colmena artificial más antigua que se conoce fue creada por los egipcios, compuesta por tubos de arcilla, que colocados horizontalmente y apilados resultaban de fácil manejo y propiciaban una buena producción.

 

Otras colmenas antiguas fueron  elaboradas con jarrones de arcilla empleadas en el Oriente y la región del Mar Negro. Al sur del desierto del Sahara, las colmenas están conformadas por tubos de corteza sellados en un extremo por una madera perforada y en la otra por una sin aberturas.


En el descubrimiento de  América, los indígenas consumían la miel producida por abejas meliponas (abejas sin aguijón). En el hueco de un árbol o de una roca son los sitios donde se instalaban las abejas conformando una colmena. El hombre fue desarrollando cestas de paja, tubos de barro, y huecos protegidos por maderas, siendo testimonio de una rudimentaria técnica de la apicultura.


Durante los siglos XVI y XVII Rusia se convirtió en uno de los países con mayor producción y exportación de miel en el mundo, en 1814 el ucraniano P. Prokopovitch inventó un sistema de colmenas con cuadros móviles, el cual marcó una revolución y avance en los procesos de apicultura. Poco tiempo después Prokopovitch abrió la primera escuela de apicultura en el mundo, conocida como Escuela Apícola Rusa.


En 1851 Lorenzo Lorraine Langstroth, inventó otra colmena de panales móviles y con algunas modificaciones, es la que se emplea en la actualidad en la mayoría de los colmenares. Langstroth descubrió con precisión la distancia que debe calcular entre los cuadros, para que los mismos no queden unidos entre sí.

 

 

 

Please reload