Destacado

Agenda de eventos

April 28, 2016

1/10
Please reload

¿Qué hay de nuevo?

January 11, 2017

October 31, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • Pinterest Social Icon
  • YouTube Social  Icon

La chia

April 22, 2016

 

La Salvia hispanica L. es una planta anual de verano perteneciente a la familia Lamiaceae, es conocida popularmente por el nombre de chia y es originaria de las áreas montañosas de México.  Su cultivo se extiende desde México hasta Guatemala y es dedicado a la obtención de su semilla la cual tiene forma ovalada con un diámetro de 1mm, pudiendo tener una coloración negra, gris o blanca.

 

El uso de la chia se remonta a las culturas prehispánicas donde tenía gran importancia junto con el maíz y el amaranto. Las culturas maya y azteca eran las encargadas de darle mayor uso como medicamento y elemento ritual previo a las batallas.

 

Su uso en México disminuyó drásticamente como resultado de las  prohibiciones instauradas por los conquistadores españoles. Actualmente en México, su uso principal en la gastronomía es en elaboración de bebidas.

 

Estudios recientes sobre las cualidades de la semilla de chia han demostrado que se trata de un alimento de gran valor nutritivo, propiciando un incremento en su producción y consumo alrededor del mundo.

 

 

 

 

Beneficios a la salud de la semilla de chia

 

La semilla de chia tiene propiedades hidrofílicas por lo que tiene la capacidad de absorber hasta 12 veces su peso en agua. Es así que bebidas elaboradas con chía tienen una capacidad de hidratación constante, ya que van liberando poco a poco el líquido contenido en ellas durante la digestión.

 

La chia cuenta con un bajo índice glucémico, así que es recomendable su uso en la alimentación de personas con diabetes. Una vez consumida la semilla de chia con otros alimentos actúa moderando la absorción de azúcar en la sangre, permitiendo que esta sea absorbida poco a poco de forma constante.

 

El alto contenido de omega 3 en la chia la hace la fuente más importante de este ácido graso esencial, conteniendo más del doble que los aceites de pescados. Al ser el omega 3 de origen vegetal es bajo en grasas saturadas y no contiene elementos tóxicos, a diferencia del omega 3 de origen animal.

 

El omega 3 ayuda al desarrollo de las actividades cerebrales y tiene efectos adelgazantes en la sangre, por lo que resulta benéfico en la prevención de coágulos sanguíneos y como auxiliar en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Se ha demostrado que mediante un consumo de 40gr de chia al día se reduce la presión arterial sistólica de forma significativa.

 

La chia es rica en antioxidantes, especialmente las semillas de coloración oscura. Los antioxidantes son sustancias de gran importancia en nuestro organismo ya que previenen la deterioración de las células cuando se reproducen, es decir, previene el envejecimiento.

 

En contenido de calcio en la chia es hasta 5 veces superior al de la leche y con una mayor eficiencia de absorción, la chia puede llegar a contener hasta  3 veces más hierro que la espinaca.

 

La chía contiene todos los aminoácidos esenciales lo que la hacen una fuente de proteína completa, lo que la hace una fuente importante de proteína para las dietas veganas. El sabor de las semillas de chia es ligero y agradable, pues se utiliza en un sinnúmero de preparaciones: salsas, panes, postres, batidos, etc.

 

Subproductos de las semillas de chia

 

Aceite de chia: se extrae a través del prensado en frío de las semillas de chía, este aceite se recomienda consumirlo en frío: que no se utilice en algún proceso de cocción, pues de esta manera el aceite de chía preservara todas sus propiedades nutricionales.

 

Harina de chia: se obtiene después de que las semillas fueron prensadas en frío. La harina de chía se recomienda para la elaboración de productos panificables, además ésta no contiene gluten: puede ser consumida por celíacos.

 

 

 

Please reload