Destacado

Agenda de eventos

April 28, 2016

1/10
Please reload

¿Qué hay de nuevo?

January 11, 2017

October 31, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • Pinterest Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Historia del cacao (Parte 1)

January 7, 2016

 

A ciencia cierta no se conoce el origen geográfico exacto del cacao, se encuentra de forma natural desde el Amazonas hasta  Centroamérica, se cree que los Olmecas fueron los primeros en utilizarlo y comenzar su domesticación, los vestigios más antiguos encontrados con referencia al cacao son una vasija del  año 465 con restos de cacao y con símbolos que representan la palabra kakaw. La vasija fue encontrada en una ciudad maya en las fronteras de Guatemala, México y Belice.

 

Los mayas fueron los encargados de domesticar, cultivar y dar difusión al cacao, así como ser los primeros en usarlo como moneda, poco a poco otros pueblos también adquirieron el uso del cacao como moneda, alimento y elemento ceremonial. Para los mayas en cacao representaba la sangre y las mazorcas el corazón.

 

 

La forma más popular de consumo de cacao era en forma de una bebida llamada xocolatl, la cual consistía en el cacao molido y diluido en agua, también se le podía agregar maíz o  achiote, la bebida se servía espumada. Entre los mexicas sólo la clase alta y guerreros distinguidos podían consumir el xocolatl de forma regular, al pueblo sólo se le permitía hacerlo en ceremonias especiales, en caso de romper con la regla se les sacrificaba.

 

Cuando la conquista española se llevó a cabo, el  cultivo del cacao ya se extendía por Centroamérica, sur y centro de México, y era el cultivo comercial más importante controlado por las élites en el poder.

 

Los europeos conocieron el cacao después de que en una expedición de Cristóbal Colón se adquirieran granos que fueron enviados a Europa, sin embargo no se conocía su importancia en Mesoamérica hasta que en 1520, Hernán Cortés introdujo el cacao en España.

 

Las tropas españolas conquistaron las costas de Oaxaca y Guerrero, grandes zonas productoras de cacao, poco a poco la dominación española se extendió a Guatemala y Honduras ,controlando de esta manera el mercado de cacao. Durante la conquista el cultivo de cacao se extendió por gran parte de México y siguió representando gran valor comercial.

 

 

En el XVII los españoles empezaron a experimentar con ingredientes de origen europeo en la elaboración del xocolatl,  le agregaron azúcar, especias y flores, la receta que más tuvo aceptación entre ellos fue la de chocolate caliente, que era cacao molido y diluido en agua o leche caliente con miel o azúcar, se le infusionaba también vainilla o canela.

 

También en el molido de cacao se empezó a agregar almendras, azúcar y otras especias, se elaboraban porciones en forma de pequeñas bolas para disolver posteriormente en agua o leche.

 

Del consumo de chocolate en jícara se pasó a mancerina, un recipiente constituido de una taza y un plato. El chocolate empezó a ser acompañado de pan dulce y otras golosinas.

 

A finales del XVI una epidemia  acabó con más de la mitad de los habitantes de diversas zonas productoras de cacao, lo que provocó el descuido de los cultivos y una caída en la producción de cacao.  Las tierras abandonadas por la enfermedad fueron retomadas por los sobrevivientes pero sólo fueron capaces de mantener su producción a un nivel inferior al que anteriormente se trabajaba, imposibilitando la expansión del cacao.

 

Para el siglo XVIII algunas zonas productoras de cacao ya se habían recuperado y mejoraron sus técnicas de cultivo lo que propició un crecimiento en la producción.

 

Aún en el siglo XVIII el cacao funcionó como moneda fraccionaria, ya que existía una escasez de cobre en América, lo que no permitía obtener moneda de baja denominación. La Nueva España se encargó de distribuir cacao a  Europa ,  del cual,  el 40% provenía de Veracruz.

 

Please reload