Destacado

Agenda de eventos

April 28, 2016

1/10
Please reload

¿Qué hay de nuevo?

January 11, 2017

October 31, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • Pinterest Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Érase una vez el Té...

December 14, 2015

Estimados lectores, hoy me encuentro concibiendo con gran entusiasmo mis primeras líneas en esta sección…junto a una inspiradora taza de uno de mis tés japoneses preferidos y con mis manos extendidas, hacia todos ustedes, con una seductora invitación a recorrer juntos los caminos, narrar las historias, develar los secretos, descubrir el universo de esta bebida milenaria que fusiona con gran versatilidad culturas tan diversas de Oriente con Occidente.

 

Hablaremos de ceremonias especiales y vajillas magníficas, de catas y maridajes, descriptores aromáticos, de las versiones dulces o saladas de esta infusión, de sus propiedades terapéuticas, su asociación a la meditación, de países productores, plantaciones y jardines celosamente cuidados, de los tipos (o colores) del té, con sus respectivos grados de oxidación, de tés puros, blendeados o aromatizados, de maestros, escuelas y devotos de esta bebida alrededor del mundo…

 

 

Pero para poder adentrarnos en todo ello, primero debemos comenzar por lo más básico y elemental, esto es precisamente, definir qué es té, y qué no lo es… Empezaré entonces, contándoles que para que una infusión sea llamada té, debe contener necesariamente la planta del té (hojas, brotes), es decir, debe contener la planta de camellia sinensis (ya sea en su variedad sinensis o assámica), sea cual fuere el procesado que se le dé a sus hojas (blanco, verde, amarillo, oolong, negro, pu erh), se disfrute puro o blendeado (combinando distintos tipos de tés), o aromatizado con frutas, flores, especias, esencias, etc (siempre y cuando, en la mezcla a infusionar, esté presente la planta del té).

 

Cuando popularmente designamos té a la infusión realizada con otras plantas que no son la camellia sinensis, y por mencionar algunas: rooibos, manzanilla, tila, hierbabuena, yerba mate, etc, no es correcto usar la palabra “té”; estaremos hablando de una tisana o infusión herbal (o más específicamente una infusión de rooibos, manzanilla, etc) o de un mate, por ejemplo. Dentro del extenso mundo de las infusiones encontramos entonces, además del té, las tisanas o infusiones herbales, el rooibos, el mate, etc; y en esta sección, por supuesto, les daremos su espacio, en alguna ocasión, a varias de ellas, pero siempre, teniendo en claro, quién es nuestro protagonista.

 

Sentadas las bases, entonces, del tema que nos ocupa…y en lo que me preparo la siguiente tetera, e imagino mi próxima plática con ustedes…los invito a que se dejen seducir por esta fascinante bebida que ha conquistado espíritus y paladares de emperadores, monjes, samurái(s), reyes, pueblos y revoluciones. Que se dejen atrapar por los sutiles sabores y los embriagantes aromas de una reconfortante taza de té. Estoy convencida que, al igual que yo, comprobarán que el viaje a este apasionante mundo, tiene sólo boleto de ida…

Please reload